Convivencia

Los padres y las madres, los maestros y maestras tenemos en nuestras manos la responsabilidad de mejorar el mundo, promoviendo una educación basada en el respeto hacia el otro, una educación basada en el amor, en la comprensión, y en la utilización del error como una oportunidad de aprendizaje… y no en la ira ni en el chantaje.

Tenemos un Plan de Convivencia enfocado a prevenir posibles conflictos y solucionar los que surjan para que en nuestro colegio reine un clima de respeto y cooperación; que haga a nuestros alumnos y alumnas crecer como personas totalmente integradas en una sociedad democrática y plural; donde todos tenemos derecho a opinar y a que se nos escuche, pero también el deber de respetar a los demás. Creemos en un modelo basado en los DERECHOS y DEBERES recíprocos y no un modelo de dominio-sumisión.

Existen unas normas pactadas entre todos que se recogen en este Plan y en la agenda:

  1. La puntualidad en las entradas.
  2. La asistencia a clase es obligatoria. Las ausencias se justifican en la agenda o por el sistema informático Robles.
  3. Los alumnos deben formar filas para las entradas. Los padres y las madres deben respetar este espacio y permanecer alejados de las mismas.
  4. Las consultas a los tutores deberán realizarse a través de la agenda o mediante solicitud de tutoría, fuera del horario de entrada o de clase. De otra forma se dificulta la atención adecuada de los alumnos y las alumnas.
  5. Los alumnos salen por las puertas asignadas para cada curso. Es responsabilidad de los padres y las madres llegar puntualmente a recogerlos o delegar en otro adulto previamente autorizado.
  6. Los alumnos, las alumnas y cualquier miembro de nuestra comunidad educativa respetará las normas recogidas en el plan de convivencia y en la agenda.
  7. No se puede acceder al recinto escolar con animales.
  8. El mal trato hacia los compañeros y compañeras, padres y madres o profesores y profesoras es inadmisible en nuestro centro.